El costo de la ambición

¿Acaso no alcanzaba con derrochar el superávit fiscal sin discresión en una pésima campaña electoral (desde el nivel comunicacional), que la presidenta necesitó de petrodólares venezolanos para financiarla? Pero claro, este argumento no pueden esgrimirlo porque sería admitir otra ilegalidad… entonces, se recurre al facilismo de inculpar y criticar al más grande.¿Y no es raro que recién un día después de  su asunció se destape todo esta cuestión?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s