Estados Unidos, país de países

Foto que saqué en San FranciscoLlegar a Estados Unidos es llegar a una suma de países. El nombre de Estados Unidos no pudo haber sido elegido mejor. Estados Unidos es un país de países: cada Estado tiene sus propias reglas, bien diferentes unos de los otros: el juego, la pena de muerte, los impuestos, la ruiqueza, la población… Y por extraño que resulte, y a pesar de la increíble mezcla de etnias (con especial presencia de la latina), Estados Unidos tiene identidad propia. Pero paradójicamente, no tienen un nombre. Ellos se llaman a ellos mismos americanos. ¿Pero acaso el resto de nosotros no lo somos también? No, para ellos no. No solo eso, para ellos, Estados Unidos y Canadá conforman un continente diferente del resto de América Latina. Todos sabemos desde la escuela primaria que América es uno de los 5 continentes que conforman nuestro planeta. Dada su extensión, se han delimitado diferentes subcontinentes, que no son en ningún caso América Anglosajona y América Latina, sino América del Norte (que también incluye a México), América Central y América del Sur.

California, el estado marihuanero

California añade un rasgo que quizás en otros estados no se mantiene: la marihuana. Es normal que después de tu nombre y país de origen te pregunten algo relacionado a las drogas. Si te drogás, si la droga es mejor en tu país, si conseguís… es moneda corriente el tema. Y sí, hasta ahora estoy limpio en ese sentido si se lo preguntan, aún no probé la hierba californiana. Pero está por doquier, el olor se siente incluso en gente dentro del resort. Por eso, no es de extrañar que pasen cosas como esta. Sólo acá. Y en Amsterdam, quizás.

@ South Lake Tahoe

Finalmente regreso a mi blog.

Casi un mes y medio de mi último mensaje. ¿La razón?

jaja,  nah. O no la única. Esta es la otra:

 

Por si hay algún colgado, estoy en Estados Unidos, trabajando en  un  resort de Ski en California. Sí, quién lo habría dicho, California tiene nieve al noreste, y como buenos norteamericanos, no pueden dejar de explotar eso. De hecho, además de estar a las orillas de un hermoso lago,  el pueblo donde vivo se encuentra dividido por la Stateline que separa California de Nevada. Nevada es el estado que alberga a LasVegas, y por ende, el juego es legal. Así es que cruzando la Stateline (que resulta ser una calle), se llega a los monumentales casinos, lo cual resulta un gran contraste en comparación al tranquilo y chato pueblo que resulta ser South Lake Tahoe. Del lado de California, existe la villa Heavenly, bastante alpina y bonita. El pueblo se extiende por la ruta que lo atraviesa en paralelo al lago y resulta ser la avenida principal.