Starbucks, finalmente

Esta foto la saqué en el Aeropuerto Internacional de Ciudad de Mexico en 2006. Pero los vasos son iguales.Hoy pude ir a Starbucks, finalmente. Caí cerca de las 20 horas y tuve que tragarme media hora de cola. La vestimenta de la gente era como para salir. Parece que ahora hay previa de la previa, y se hace en Starbucks. En la cola se oían algunos comentarios negativos, en especial de gente que caía invitada por un tercero, por tener que esperar tanto para comprar un café. De hecho dos personas diferentes vinieron a preguntarnos el porqué de la cola. Y ambos lo hicieron de una manera en que sutilmente te hacían quedar como un pelotudo: “¿Toda esta cola para comprar un café?” preguntaban con un dejo de ironía.

Pensé que Starbucks achicaría el tamaño de los vasos para el consumo local, me sorprendió que no lo hiciera. Los precios son altos, sí. Pero también son grandes las cantidades. Entonces, ¿es caro? No. Es que si vas a cualquier bar medianamente bueno, un cortado en jarrito (por poner un ejemplo) ronda los $5. Y te traerá menos de 100 ML. Un latte alto (irónicamente, el tamaño más chico de café) en Starbucks trae 300 ML y cuesta unos $8. Por ende, en comparación, resulta más barato. Ni que hablar de combinaciones, como la que yo me pedí. Un Mocca (café, leche, crema y chocolate negro) alto sale $9,75 y un White Mocca (lo mismo, pero con chocolate negro) sale $11. En el bar de la esquina, un capuchino italiano (café con leche, crema, canela y cacao) cuesta $10 y trae menos cantidad. Claro que al compararlo con los precios del mismo café en una sucursal de California, por ejemplo, flaquea. Mis Mocca los pagaba a U$D 2,50 ($7,50).

Lo que creo que quizás sea un desacierto es que no hayan hecho un tamaño menor. El argentino promedio no está acostumbrado a semejante cantidad de café, y muchas veces lo deja. Por ende, algo más chico podría costar menos y ser un buen producto. Lo más accesible del local es el expresso chico (equivalente de un jarrito) que cuesta $5,50.

Lo que sí considero caro es la comida. $6 por un muffin, $2 por una medialuna y así con todo.

¿Valió la pena? Sí, el café es tan rico como en el resto de los Starbucks, no hay una disminución de calidad y el precio no es excesivo. ¿Pero comerme una cola de media hora todos los días por un café de $10? No gracias, paso. Esperaré a que pase el temblor.

Por cierto, ya anuncian la web en sus folletos con la URL www.starbucks.com.ar, pero lo cierto es que ese sitio aún no funciona.

Anuncios

Fiebre por Starbucks

Aclaro: no estoy afiliado a Starbucks, a pesar de la GRAN cantidad de espacio que le estoy dedicando a esta marca. Simplemente soy un admirador más de sus cafés.

Como era de prever, la apertura de la primera cafetería en el país fue un éxito inmediato. Frank Almeida, proveedor de la cadena, lo relata en palabras (en inglés): lo llamaron a las tres horas de la apertura para pedirle más galletitas. Comenta que las filas daban la vuelta a la manzana, algo inaudito y pocas veces visto por un producto de consumo inmediato.

Luciano lo relata en video, un día después de su apertura. En Youtube los videos también proliferan. Yo doy fe de todo esto, pase el día de la apertura y las colas eran larguísimas. Ayer también habían vallas para poner orden a toda la gente. Me compadezco de sus empleados 😛

Apertura de Starbucks

Sí, la nueva cafetería hegemonizó mi blog. Lo siento, es la novedad y la presión del rating. A partir de mañana cesaré estos posteos ya que toda novedad estará al alcance de cualquiera que pueda darse una vuelta por el local del Alto Palermo. Pero mientras tanto, ya se han publicado los primeros detalles, fotos y precios de Starbucks en Argentina.

Precios
iEco, el sitio económico de Clarín publicó los siguientes precios, remarcando que “no tienen nada que envidiarles a los de un local en Nueva York“.

Por un vaso chico de latte, hay que pagar US$ 2,70 ($ 8,50). El mediano se vende a US$ 3,10 ($ 9,75) y el grande llega a US$ 3,50 ($ 11).[…] El caramel macchiato, un sabor que remite al dulce de leche, arranca en US$ 3,50 ($ 11) en su presentación más chica hasta US$ 4,60 ($ 14,50) para el vaso en el que entra casi medio litro de líquido caliente. Para quienes quieren comer, la tarta se vende a $ 12, el cheesecake a $ 13; las galletitas de chocolate cuestan $ 14 y una ciabatta (sandwich) vale $ 16. Para quienes disponen de un presupuesto más acotado, hay un pocillo pequeño de café expreso a $ 5,50 y un americano a $ 6 (más suave, y algo aguado para los entendidos).

Infobae Profesional, por otro lado, es un tanto más optimista respecto de los precios, ya que según el medio, “no tendrán la exorbitancia de la que se había especulado”.

[…] habrá café varietales de entre $5,50 y $7,50, expresso de entre $9,75 y $12,75, y frappuccino (combinación dulce y cremosa de café, leche y hielo) de entre $12,50 y $16.

La argentinización de Starbucks
Además de sus tradicionales muffins de banana, arándanos y chocolate, habrá medialunas, tartas, sandwichs de miga y hasta un “súper alfajor de dulce de leche” de tres capas. Lejos de buscar imponerse sólo a través de sus productos clásicos –que formarán parte del menú- la cadena se adaptará al consumidor local.

Entre las novedades que ofrecen un café al que le añaden leche vaporizada, espuma de leche y dulce de leche –un postre tradicional del país– y Frapuccino -café y crema con hielo-. El Mate Latte, infusión de yerba mate con leche, es otra bebida que Starbucks venderá exclusivamente en Argentina.

En su mix de productos se cuentan más de 30 mezclas de café, además de una larga lista de snacks frescos y productos de merchandising. En esto también buscan sintonizar con el argentino: venden una gran taza de cerámica con una imagen de la Patagonia.

Sin embargo, algo notorio es el acento chileno que tienen los partners del local. Es que todos los integrantes del staff –desde los mozos al gerente general- se capacitaron en Chile, adonde la marca está presente desde hace más de cinco años. Por un período de 30 días, un grupo de gerentes locales de la región brindará apoyo en la Argentina.

Próximamente
En lo que resta del año se espera la apertura de otra sucursal en Puerto Madero, y otras dos en los doce próximos meses. Se espera que la cadena abra más locales en otros shoppings del grupo Irsa y algunos rincones de la zona norte del conurbano.

Facebook Frenzy
Pía Nivello fue quien inauguró la “causa” por un Starbucks en Argentina en Facebook y que logró congregar a más de 11.000 personas hasta la fecha. Quizás por eso haya sido invitada al pre-opening del local, donde se tomó un pequeño expresso.

Fotografías
Lorena Perez visitó Starbucks y ya tiene publicadas fotos del local en su flickr. Frank Almeida es dueño de Sugar&Spice, una PyME que abastece a Starbucks con galletitas y brownies, y también asistió al evento del miércoles. En su album Picassa publicó varias fotografías. La nota de Diario Perfíl, que también fue fuente para este artículo, también incluye una galería de imagenes.

¿Cuándo abre Starbucks?

Sí, ando un poco obsesionado con el tema. Pero lo cierto es que mi post anterior fue el más comentado hasta ahora con seis comentarios (sí, qué triste…) y algunos un tanto contradictorios.

Llegaron muchos rumores bastante confusos acerca de su apertura. Al parecer en el Shopping ya están regalando 2×1 para la apertura, anunciada en dichos folletos para este viernes 30. Por otro lado, al llamar al Shopping te responden que recién abren el jueves 29. Y hasta algunos afirman que ya probaron el café.

Sin embargo, Crítica de la Argentina publicó hace 3 días al miércoles como día de apertura. Se me ocurre que quizás mañana sea su apertura en sociedad (con invitados VIP) y eso explique el porqué de lo anunciado por ambos matutinos. O quizás simplemente Starbucks aún no sepa de su propia apertura por los toques de último momento. De una u otra forma, esta semana abre Starbucks y su éxito ya está asegurado.

Actualizado: Lorena Pérez comenta que abre el viernes a las 8:30 a.m. y que el miércoles sólo hay invitaciones de prensa.

Más sobre Starbucks

Ya comenzó la campaña publicitaria (innecesaria por ahora, para mí) en paradas de colectivos. No tenía la cámara a mano y de hecho la vi desde el bondi, asi que tampoco sé que decía, pero su logo era inconfundible. Asimismo, pasé por el Alto Palermo y el local ya está casi listo. Había gente bien vestida (y no tanto) entrando y saliendo, laburando sobre la fachada.

Las ventanas están tapadas por carteles como este:

El local tendrá dos entradas, de hecho una está toda vidriada con sillas afuera (una de ellas se ve en ésta imagen). Tengo entendido que el negocio tendrá un lanzamiento en sociedad.

Imagenes de Facebook