Quilombo en TEDx Buenos Aires

Me enteré de la existencia de TED por mi profesor de Introducción a la Informática, Telemática y Taller de Procesamiento de Datos (nombre pomposo y desactualizado si lo habrá), Alejandro Piscitelli. Desde entonces sigo de reojo las conferencias que se realizan por Internet.

El lanzamiento de TEDx me pareció una idea interesante y cuando me enteré que la pre-registración estaba abierta para el evento de Buenos Aires, me anoté. Estos días se anunciaron a los elegidos por un sorteo al azar, y el revuelo comenzó.

Sinceramente no entiendo el porqué. Desde el principio se aclaró que tal sería la modalidad (con lo que implicaba que varios -demasiados- se quedaran afuera) y todos los registrados la aceptaron sin chistar. El método me parece adecuado, no sé si el idóneo (gente sumamente capaz y que pregona y evangeliza el evento como mi profesor pueden haber quedado afuera), pero no veo el porqué de semejante reacción virulenta. Los que no van a estar, podrán verlo por Internet, como los eventos en EE.UU.

El salir a responder las críticas que generó la elección (azaroza) de los participantes me parece darle importancia a algo que no lo tiene. En especial si lo hacen de manera prepotente.

El tema de la difusión es algo para criticar de ambos lados, tanto de los organizadores como de los publishers. Hay que tener cara para insistir repetidamente a ciertos bloggers para que publiquen acerca del evento y luego no darles nada a cambio. Pero también es cierto que a estos mismos bloggers nunca se les ofreció una entrada por publicar acerca del evento. Quizás estaba implícito (por modales, por como se maneja la prensa y la blogósfera), pero no era el caso.

El buzz generado por la organización me parecía innecesario, es un evento que cae por peso propio, pero probablemente apuntaba a juntar la mayor cantidad de inscripciones para poder salir a decir “los registros superaron ampliamente las expectativas” y algún jugoso numerito. Lamentablemente no podrán hacerlo porque sería un backfire entre la comunidad que quedó afuera y resentida.

Me parece notable la decisión de haberlo hecho gratis, público y a pulmón, pero quizás lo mejor para la próxima edición sea hacerlo pago, como la versión original, y que los ingresos sean destinados a proyectos de innovación o fundaciones que vayan con el ideal del evento. Si repitieran el sorteo, por una cuestión “democrática”, sería justo que quienes participaron de la edición 2010, no puedan hacerlo en la 2011, y así sucesivamente. Desde ya, se sugiere un lugar más grande (aunque de por sí, este ya lo era), pero lo cierto es que las vacantes difícilmente puedan ser igual o mayores a la cantidad de registrados.

También sería interesante hacer un desgloce del evento por diferentes comunidades, como elsugerido TEDx for Kids, para chicos de escuelas secundarias y potenciales futuros líderes.

A quienes quedamos afuera, nos queda inscribirnos para el de Rosario (10/6), Mendoza (23/9) o Montevideo (5/4).

Probablemente en esta edición, muchos de los anotados no vayan, pues el registro y el evento eran gratuitos, y diversas circunstancias pueden hacer imposible la asistencia para algunos. Espero que quienes puedan ir, lo disfruten. Nosotros lo miraremos por tevé internet (¿será este el cantito del futuro?).

Anuncios

3 comentarios en “Quilombo en TEDx Buenos Aires

  1. No sé si no me quedó claro o entendí mal, pero en ningún momento fui prepotente ni estuve reclamando una entrada ni tengo nada que ver con la organizacion ni entiendo el link hacia mi post sobre el tema… pero quizas estoy entendiendo cualquier cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s