La lenta agonía de Musimundo

El otro día iba en bondi al laburo y pasé por el local de Cabildo de Musimundo. Recuerdo que hasta no hace mucho debería haber aclarado de qué local hablo ya que a la vuelta de casa, en Cabildo y Teodoro García, había uno. Cuando pusieron el cartel, no podía creer que a la vuelta de casa me pusieran un Musimundo. Lo cierto es que jamás pisé el local, y se ve que muchos de mis vecinos tuvieron mi misma actitud porque al poco tiempo cerró.

En Cabildo, ahora solo queda el de Soler. Entonces, es «el Musimundo de Cabildo».

Cuando vi el cartel me dio un poco de pena la manera en que esta franquicia languideció. Lo cierto es que su expectativa de vida me asombra y no sé si hubiera apostado si iba a desaparecer antes que Blockbuster (Q.E.P.D.).

En ése instante me pregunté ¿qué haría yo si fuera presidente de Musimundo? Tremenda papa caliente.

Para empezar un cambio en la estrategia. La cultura en soporte material está destinada al muere para el mercado masivo al que Musimundo apunta. Hace años que aplica una estrategia de diversificación que hace que su nombre le quede chico: ya venden libros, DVDs, electrodomésticos, de todo ¡y hasta música!

Entonces, ¿por qué Musimundo? ¿Ese nombre no ancla demasiado a la marca en el mercado musical? Y a la vez, justamente por ese anclaje y relativamente larga historia (el año próximo la marca cumple 30 años y la empresa, 60), ¿no estaría bueno darle una vuelta de tuerca, manteniéndole la escencia? Su logo hoy en día es algo así:

¿Por qué no perder la música y asociarlo a tecnología y entretenimiento, directamente? ¿No son esas las nuevsa maneras de divertirse hoy en día? Retitularla «Tu Mundo». Si, bastante clissé.  Pero al ver el logo, como que tienen bastante servido el tema, ¿no?

Después de todo, vos  sos Música, Libros, Películas, tecnología, entretenimiento… y eso es lo que hace tu mundo, o al menos una parte.

Ah, ¿querías saber qué va a pasar con Musimundo? Al parecer lo va a comprar otra gran M:

¡No me digan que los logos no se parecen!